domingo, 21 de mayo de 2017

Hamilton Booktag.


Hace mucho tiempo no respondía a un booktag y la razón es que siento que siempre hablo de los mismos libros y lo único que cambiaba era la temática, sin embargo, he decidido arriesgarme con el Hamilton Booktag porque soy muy fan del musical y porque ya era justo y necesario. 

En esta ocasión fui nominado por Cherry del blog Cherry Books para este tag se pueden elegir las canciones que más te gusten del musical así que estas son las mías: 


Villano más “sassy”.


Vlad del autor Carlos Fuentes. Como les conté en mi reseña, este personaje está basado en Dracula de Stoker por lo tanto adopta algunas de sus reacciones, sin embargo, tiene un poco más de interacción con el protagonista y el resto de personajes. Vlad es un hombre elegante que intimida con la mirada, su personalidad es tan imponente que no necesita demostrar fuerza física para hacerte sentir en desventaja, al tiempo que sus comentarios cínicos te dejan claro quien está a cargo. 


Una pareja que apoyaste desde el primer momento.


Percabeth. Soy muy fan de la saga Percy Jackson y desde el primer instante supe y quise que Percy y Annabeth estuvieran juntos, el primero es impulsivo, la segunda es analítica así que se complementan.

Otro punto a favor de esta pareja es que su relación se va construyendo poco a poco. Estos semidioses siempre están metidos en apuros, sus vidas corren peligro en cada página así que tienen poco tiempo para el romance y los clichés de novela romántica juvenil. 


Libro favorito con múltiples puntos de vista. 

La saga Los héroes del Olimpo de Rick Riordan. En realidad no he terminado de leer la saga completa pero es el primero que me viene a la cabeza. 

Estos libros están narrados en tercera persona, sin embargo, se divide en grupos de capítulos y en cada uno de ellos se hace enfasis a las emociones, pensamientos y acciones de cada uno de los personajes principales ofreciendo amplia cobertura de eventos en la historia.


Un libro por el que valió la pena esperar.


Someday this pain will be useful to you de Peter Cameron. Tampoco es que haya tardado mucho tiempo. Lo que pasa es que conocí esta historia por su película y como buen lector enloquecí cuando supe que estaba basada en una novela. Tal vez esperé dos o tres meses en poderlo conseguir ya que nunca se edito en México y al no ser tan popular las librerías no lo tenían en sus inventarios. 

El libro aún no está reseñado en el blog pero tengo por aquí un comentario breve sobre el libro, personajes e historia, sin spoilers. 

Libro con una batalla final que te haya parecido memorable.


El juego de Ender de Orson Scott Card. En general el libro completo es una joya, tiene una construcción de personajes increíble que va mostrando un desarrollo crudo y directo que te permite  ir creciendo con ellos y descubriendo las cosas que se ocultan en ese mundo apocalíptico en el que viven. 

Sin caer en el spoiler tengo que decir que al final de la novela se viene una batalla épica que exige lo mejor de Ender, tanto intelectual como físicamente y que el desenlace de la misma te deja con la boca abierta, no solo por la narrativa sino por el giro inesperado que se da con la misma. 

Pueden leer mi opinión completa y detallada de la obra por aquí

Un mundo en el que te gustaría entrar.


La Tierra Media creada por J. R. R. Tolkien en la cual se desarrollan las historias de El Hobbit, El señor de los anillos, El Silmarillion y muchas más.

Específicamente me encantaría vivir un tiempo en La Comarca y porque no pasear con mucha cautela por Mordor.  

Hasta aquí el Booktag, me gustaría etiquetar gente pero entre todos mis contactos no logro recordar quienes son HamilFans y quienes no así que dejo la invitación abierta para todo aquel que quiera responderlo, si se animan me pasan sus respuestas por cualquiera de mis redes. 

¡Los leo pronto!


lunes, 8 de mayo de 2017

Hashtag (Reseña).


¡Wow! Hace mucho, mucho tiempo no tenía tantas ganas de escribir una reseña como ahora mismo. Muchas gracias a Me gusta leer México por el ejemplar.


Título: Hashtag
Título original: Hashtag
Autor: José Ignacio Valenzuela
Editorial: Nube de tinta (PRH).



¿Qué hacer cuando un simple Hashtag no basta para manifestar lo que sientes?

Eric es un muchacho que lo tiene todo: unos padres que lo consideran el mejor hijo del mundo, una mansión en Los Angeles, una amiga incondicional, y un compañero de curso tan misterioso como atractivo. Chava, por el contrario, lo ha perdido todo menos las ganas de vivir. Lleva varios meses hospitalizado y desde una cama añora el ruido de las calles, su hogar y una muchacha que tiene un tatuaje en forma de libélula. Ellos jamás se hubieran conocido, pero la vida se encargó de juntarlos. ¿Qué podrían tener en común dos chicos tan diferentes? Muy poco, salvo que han decidido esconder sus verdaderos sentimientos para así sobrevivir. ¿Podrá Chava terminar de armar las piezas de su pasado para asumir el presente? ¿Será capaz Eric de confesar el terrible secreto que lo atormenta y que provocó el accidente de sus padres?

Armados sólo por un teléfono e Instagram, tendrán que enfrentar sus propios demonios, sin filtros ni hashtags.



Hashtag es una novela juvenil contemporánea, fresca y ligera a simple vista que, sin embargo, esconde en sus páginas a un grupo de personajes, situaciones y mensajes dignos de ser recordados. Es precisamente eso de lo que quiero hablar, ya que la complejidad de la historia recae en sus personajes y en la forma en la que estos se desarrollan e interactúan.

La narrativa del autor es fluida, la historia está narrada en primera persona por el protagonista, Eric y sigue un orden cronológico interrumpido en ocasiones por saltos de tiempo al pasado que ayudan a completar la visión de los personajes, sus historias, motivos, miedos, inseguridades y algunos cuantos secretos que dan forma a la misma.

El factor común en la mayoría de los personajes y capítulos que conforman la obra es el misterio. Los personajes ocultan cosas de su pasado, de su presente, incluso de su futuro y es importante que estos se vayan revelando gradualmente para que el lector pueda ir construyendo sus propias teorías y prejuicios.

Bien, ahora hablemos de los personajes. Hay por lo menos tres de ellos que han llamado mi atención y que trataré de abordar sin llegar a revelar datos importantes (spoilers) que puedan afectar su experiencia como lector.

Primero, hablemos de Eric, el protagonista de la historia. Eric tiene 17 años y está pasando por una de las tragedias más grandes por las cuales puede pasar un ser humano, sobre todo cuando es a temprana edad. Lo peor del caso es que Eric tiene un sentimiento de culpabilidad horrible que distorsiona su visión de las cosas y daña significativamente sus relaciones con los demás, que de por si son limitadas. Eric esconde secretos y guarda emociones, le cuesta trabajo mostrarse tal y como es. Vive reprimido por culpa de los prejuicios de quienes lo rodean permitiendo que esto defina su personalidad y limite su desarrollo como ser humano. En resumen Eric es un chico atormentado, inseguro, inestable, injusto consigo mismo, irresponsable en ocasiones, caprichoso, necio pero sobre todo sensible. Muy al principio de la novela sentía una repulsión por él y por sus actitudes, me parecía que muchas de las cosas que le pasaban eran resultado de sus decisiones y puede que sea cierto, sin embargo, conforme vas conociendo más de él te das cuenta que no es sino el reflejo del ser humano promedio actual. Un ser que muestra al mundo una cara que no es la suya, que dice cosas que no siente y que siente cosas que no dice. El desarrollo que muestra Eric en esta novela es lento por lo tanto realista, una persona no cambia su perspectiva de la noche a la mañana, tiene que caer para aprender es por eso que Eric es un personaje profundo y humano.

Ahora es momento de hablar de Jade, la mejor amiga de Eric, o mejor dicho la única. Jade es un ser humano extraordinario, una chica sin inhibiciones, alegre, expresiva, decidida, fuerte y muy inteligente. Jade sabe mucho más de lo que admite, ella conoce cada secreto de Eric y lo comprende, no lo juzga, lo acompaña en el camino a la verdad pero jamás intenta imponer o forzar decisiones, ella permite que Eric se equivoque, que reconozca sus errores y que aprenda de ellos. Jade es la amiga incondicional que todos deberíamos tener. Sus personalidades contrastan y se complementan ofreciendo al lector un panorama completo de la situación. Sin embargo, en ocasiones se invierten los papeles y es ella quien necesita del apoyo de él. Jade es el soporte, no solo de Eric sino de la historia en general, le da toques de frescura y diversión pero al mismo tiempo la lleva a estados emocionales que exigen mucho tanto de su compañero como del lector. Jade es esa amiga que se hace a un lado para permitir que seas tú quien dé el primer paso, sin intenciones ocultas ni pretensiones de por medio. En un universo dramático y oscuro, Jade es el respiro que la novela necesitaba y se agradece bastante su presencia.

Por último tenemos a Chava. Chava es un personaje pasivo que influye en las vidas de Eric y Jade en formas inesperadas. Se conocen por coincidencia, una muy triste por cierto, y poco a poco se va formando su amistad. Chava es un chico humilde, soñador y amable quien ha visto sus metas frustradas por un incidente de la vida que lo mantiene preso en una habitación de hospital. Chava ve en Eric la oportunidad de recuperar su mundo, de alguna manera u otra, pero lo que no sabía es que también dejaría al descubierto sus secretos, su pasado y sus temores. Chava es un chico sensible y sus emociones van cambiando conforme su situación de salud empeora y es comprensible. A diferencia de Eric, Chava no esconde sus sentimientos, los expresa cuando siente la necesidad de hacerlo y se enorgullece de ellos, es transparente en ciertos aspectos pero sombrío en otros.

La química que hay entre estos tres personajes es un tanto extraña, en ocasiones se siente bastante natural y armónica pero con lo diferentes que son los tres y las distintas experiencias de vida que han pasado, en un segundo se vuelve un auténtico martirio. Sin duda el autor conoce bien las diferentes personalidades y les da a cada uno su espacio y su voz.

En Hashtag encontraremos algunos temas complejos tratados, a veces con sentido del humor a veces con la seriedad necesaria. Temas como el rechazo o inclusión de las personas LGBTTTIQ+, el perdón, la amistad y la búsqueda de la personalidad a través de uno mismo y de los demás. Otros elementos, tal vez superficiales, que he encontrado en la obra y que me han gustado bastante son, por ejemplo, la inclusión de canciones a lo largo de la historia que se ajustan a las situaciones que van pasando los personajes, así mismo el uso de las aplicaciones o redes sociales de uso frecuente en nuestra época que no solo cumplen con el objetivo de darle ese toque contemporáneo a la novela sino que, además, es usado por el autor como referente a problemáticas actuales, tales como la deshumanización, la falta de tacto, la indiferencia hacia las emociones de los demás y las propias.

Ahora me gustaría hablar de un par de detalles que me han parecido poco favorables. Primero tengo que admitir que el final me ha parecido un tanto precipitado, me quedaban muy pocas páginas y aún tenía muchos temas por cerrar, secretos que conocer y problemas que solucionar. Al final todo llega a su fin de forma justa pero si un poco precipitada, o por lo menos así es como yo lo sentí. Yo soy ese tipo de lector al que le gusta formular sus ideas, reflexionar y llegar a mis propias conclusiones y en esta ocasión me he encontrado con que uno de los mensajes de la obra está dicho explícitamente por el autor en voz de uno o más personajes. Entiendo que hasta cierto punto era necesario que el mensaje se diera de esta manera, para completar el desarrollo del protagonista y concluir con el ciclo de la historia, sin embargo, como el lector meticuloso que soy me hubiera gustado que el mensaje quedara oculto entre líneas, que fuera el lector quien lo descubriera en el momento adecuado. Soy de los que cree que puedes leer la misma historia varias veces en diferentes etapas de tu vida y en cada una de ellas vivirla y comprenderla de diferente manera porque tomas de ella lo que necesitas en el momento, bueno esto se puede ver obstruido cuando el mensaje principal es dicho con todas sus letras. Puede ser que esta sea una de mis manías como lector, ya serán ustedes los que juzguen cuando lean la novela y me cuenten sus impresiones.

Concluyendo, Hashtag es una historia de crecimiento, búsqueda y aprendizaje con dosis de humor, drama y música. Una historia con personajes memorables y profundos que nos demuestran una vez más que los seres humanos no somos porcentajes completos, es decir, que no somos del todo buenos o del todo malos, que somos flexibles y cambiantes, que las palabras influyen, las emociones construyen y las relaciones sociales nos forman.





Hasta aquí la reseña de esta semana, espero que les haya interesado y por  favor no te vayas sin dejarme tu opinión sobre este libro, cuéntame  ¿Le darás la oportunidad? ¿Ya la leíste? ¿Qué opinas de la obra y de su autor? ¿Qué otros títulos del autor te interesan?






miércoles, 12 de abril de 2017

Tomboy (Reseña).





Título: Tomboy, una chica ruda.
Título original: Tomboy.
Autor: Liz Prince.
Editorial: Alfaguara (PRH).



Tomboy. Una chica ruda acompaña a una galardonada artista y autora a través de los años de su infancia y adolescencia, y explora, con humor, honestidad e intensidad, lo que significa "ser una chica".

Su autora, Liz Prince, ha sido ilustradora para Adventure Time, Steven Universe y Regular Show.

Al crecer, Liz Prince no era una niña muy femenina que digamos, no se ponía tutús rosas ni jugaba a ser una dulce princesa como las demás niñas de su vecindario. Pero tampoco era exactamente uno de los chicos. Era más bien algo en medio. Pero con las presiones de la secundaria, la preparatoria, los papás, la amistad y el romance empujándola hacia todos lados, ese "en medio" no era precisamente un lugar fácil en el cual estar.


Tomboy es la autobiografía ilustrada de la ilustradora Liz Prince en la cual, con un peculiar sentido del humor busca cuestionar los estereotipos y prejuicios bajo los cuales vivimos desde nuestra infancia, las prácticas machistas, el abuso escolar, el maltrato psicológico y la evidente falta de empatía en nuestra sociedad, pero eso lo vamos a hablar más a detalle en las siguientes líneas.

Por ahora quiero contarles un poco sobre algunos elementos literarios del libro que han llamado muchísimo mi atención. En primer lugar las ilustraciones que son, en su mayoría, minimalistas y cumplen con la función de ayudar al lector a digerir y complementar la información que se le está brindando. Al tratarse de una historia gráfica se tiene poco espacio para descripciones extensas y personajes profundos, sin embargo, no se siente la ausencia de estos elementos debido a que la autora tiene bien definido el mensaje que quiere compartir y ha elegido sabiamente las ilustraciones y textos que representan fielmente dicho mensaje.



En Tomboy podremos ver la historia de vida de Liz, desde su infancia hasta su adultez y en cada una de estas etapas vamos explorando temas con los cuales podemos sentirnos identificados o, en el mejor de los casos, causar un impacto en nuestra manera de entender el mundo.

Hay algunos temas que salen a relucir en esta historia de los cuales vale la pena hablar. El primero de ellos es, obviamente, el concepto heteronormado de "género" que la sociedad ha impuesto sobre todos y cada uno de nosotros. La pequeña Liz nunca se sintió cómoda usando vestidos por lo cual se negaba a usarlos y solía ser confundida con un niño, incluso le gustaba, no porque quisiera ser un niño, sino porque se negaba a aceptar la imagen "femenina" que se esperaba de ella.



Con el paso del tiempo comenzaron a llegar distintas situaciones como las relaciones afectivas/sexuales en la adolescencia. En esta etapa de su vida, Liz tuvo que lidiar con nuevos problemas como la percepción de su nuevo cuerpo y la comparación cruel e injusta con el cuerpo ideal que el estándar de belleza socialmente aceptable: cuerpo delgado pero con curvas, piel perfecta, cabello siempre radiante y uso de maquillaje natural pero nunca exagerado.

A lo largo de la historia podemos encontrar a otras “Tomboy” con las que Liz comparte momentos, a veces buenos, a veces malos. Estas chicas nos ayudan a entender que a pesar de tener mucho en común con ella cada una tiene su propia personalidad, estilo y filosofía de vida, en otras palabras nos prueban el punto de que cada persona es diferente y que son esas diferencias las que nos unen; particularmente esta historia nos ayuda a entender también que hay no solo una sino muchas formas de ser mujer y cada una de ellas es valiosa a su manera.



Hasta aquí la reseña de esta semana, espero que les haya interesado y por  favor no te vayas sin dejarme tu opinión sobre este libro, cuéntame  ¿Le darás la oportunidad? ¿Ya la leíste? ¿Qué opinas de la obra y de su autor? ¿Qué otros títulos del autor te interesan?


¡Los leo pronto!